Se tapa con palabras y vuelve a brotar. Se responde y vuelve a ser planteada. Se acalla a la fuerza y levanta de nuevo la voz. Se da por superada y nos sorprende en el siguiente cruce de la vida. Es la pregunta por Dios... Y ahí sigue, amigo mío, ahí sigue.

 

¡Un (solo) dios!

 

 

Marx ha muerto,
Dios ha muerto...
y yo me encuentro
muy malito.

Pintada callejera
citada por E. Galeano

La religión del tiempo nuevo descansa sobre el sentimiento: Dios mismo está muerto...
G.F. W. Hegel

La conciencia de Dios es la autoconciencia del hombre, y el conocimiento de Dios es el autoconocimiento del hombre... Lo que el hombre echa de menos eso es Dios.
L. Feuerbach

¿Adónde fue Dios?, exclamó (el loco), voy a decíroslo. Nosotros lo hemos matado - ¡vosotros y yo!. ¡Todos nosotros somos sus asesinos!.. Pero, ¿cómo lo hicimos?. ¿Cómo pudimos sorber el mar?. ¿Quién nos dio la esponja para borrar todo el horizonte?. ¿Qué hicimos cuando soltamos esta tierra de su sol?. ¿Hacia dónde se mueve ahora?. ¿Hacia dónde nos movemos nosotros?.
F. Nietzsche

En realidad hablar de la muerte de Dios es una contradición: un Dios que ahora no lo sea nunca ha podido serlo. Hablar de muerte de Dios es un lenguaje mítico que expresa el fin de la ilusión religiosa, el descubrimiento de que las ideas sobre Dios son sueños del hombre, reflejos de sí mismo y de sus deseos.
W. Pannenberg

Sobre el problema de Dios quizás es más aconsejable renunciar no sólo a la respuesta, sino incluso a la pregunta misma.
M. Heidegger

De pequeño yo tenía necesidad de Dios, me lo dieron y lo acepté sin comprender bien que lo buscaba. Por no haber echado raíces en mi corazón, sobrevivió dentro de mí por algún tiempo y luego murió. Hoy, cuando oigo hablar de él, digo con el aire divertido y alegre de un antiguo petimetre que se encuentra con alguna olvidada mujer: -Hace cincuenta años, si no hubiera sido por aquel incidente que nos separó... hubiera podido suceder algo interesante entre nosotros.
J. P. Sartre

¿Cómo hablar de Dios después de Auschwitz?,
os preguntáis vosotros,
ahí, al otro lado del mar, en la abundancia.
¿Cómo hablar de Dios dentro de Auschwitz?,
se preguntan aquí los compañeros,
cargados de razón, de llanto y de sangre,
metidos en la muerte diaria de millones...
Mons.Pedro Casaldáliga

Escucha, Israel, Yavé es
nuestro Dios, Yavé es
solamente uno.

Dt 6, 4


Todo viene de él, todo es por él y todo va hacia él. A él el honor por siempre.
Amén. Rom 11, 36

Ese Dios es el Dios uno y único : tal es el mensaje que los 45 libros del Antiguo Testamento han tarnsmitido no sólo al judaísmo, sino también al cristianismo y al islam e indirectamente a otras religiones del mundo.
H. Küng

Es bueno que nosotros no sepamos, sino creamos que Dios existe
.
E. Kant
Yo soy el primero y yo
soy el último: fuera de
mí no hay dios.
Is 44, 6


Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso
... Símbolo de la fe

Creer en Dios significa que no todo se reduce a los hechos del mundo. Creer en Dios significa descubrir que la vida tiene un sentido
. L. Wittgenstein

El Dios que presenta la Biblia es uno y único, pero de una insondable complejidad.

O. González de Cardedal.

La libertad lo niega,
la ciencia lo suprime;
la libertad que alumbra,
la ciencia que redime.
¡A destronarle, picas!.
¡Guerra a Dios!. ¡Muerte al mito!.
Mas, ¿con qué vais, entonces, a llenar lo infinito?.
L. Lugones

Nosotros, pobres y torpes mortales, inventores de la aritmética, contando los dioses (ni uno, uno, dos, tres, muchos...) con los dedos de la mano como quien cuenta cosas, individuos o animales... Quizás hay un error de cálculo -¡nunca mejor dicho!- en esto de decidir con un número el número de Dios, como si fuera una cosa o un individuo o un animal...
¿Y si Dios, por serlo, se saliera de toda aritmética?. ¿Es razonable que un camino -uno solo- cubra todo el horizonte?. Y en todo caso, ¿qué es, y con qué nombre nombrarlo, lo que hay fuera del camino?.
Véase la cuneta, las encinas, el campo abierto... fuera del camino.

¿Y en el caso de Dios?.